• 19 de octubre de 2021 08:33

Yacimiento Arqueológico de Jamila, Villanueva de los Infantes.

Yacimiento de Jamila, Infantes

JAMILA es uno de los cuarenta lugares que la Orden Militar de Santiago repobló en el Campo de Montiel durante la Edad Media. En la segunda década del siglo XIII los castellanos consiguieron expulsar hacia Andalucía a los musulmanes que controlaban este territorio y fundaron nuevas aldeas, muchas de las cuales han llegado a ser los actuales pueblos que componen el Campo de Montiel. Otras aldeas, como Jamila, serían paulatinamente abandonadas durante el siglo XIV.

Del pequeño lugar de Jamila se conoce este edificio rural fortificado del que arrancan sus orígenes en la época romana, en el siglo II a.C, donde podría haberse situado una pequeña mansión sobre la cual, hacia 1220, la milicia del concejo de Alcaraz, auspiciada por el Arzobispado de Toledo, fundó las construcciones actualmente visibles, iniciando dentro de este empeño las obras de una iglesia. El primer intento de repoblación fracasó, y fue a partir de 1243 cuando Jamila presente evidencias de un continuado poblamiento. En aquel momento era una aldea inserta dentro del término municipal de Montiel. Hacia 1333 Jamila se despobló definitivamente debido a la anegación paulatina del Jabalón, fruto de la climatología y de la roturación de nuevas tierras, que crearon un paisaje malsano en sus alrededores. Sus habitantes se desplazaron una legua al norte, a la actual Villanueva de los Infantes, la que desde siempre ha considerado sus orígenes más remotos en este lugar.

La ubicación exacta de la antigua iglesia de Jamila es una incógnita, pues las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en el lugar no han llegado a demostrar plausiblemente la funcionalidad exacta de cada una de las dependencias que componen el edificio. Sin embargo, sí se cree que tuvo advocación mariana, ya que la actual Ntra. Sra. de la Antigua, patrona de Villanueva de los Infantes, es una talla románica del siglo XIII (con el rostro retocado y con vestiduras del siglo XVIII) que originariamente se llamó de Jamila.

El edificio de Jamila fue construido, en los comienzos de la Repoblación del Campo de Montiel, sobre unas antiguas ruinas romanas. Una moneda de época de Alfonso X atestigua que el edificio estaba en uso a finales del siglo XIII. Puede decirse, ‘interpretando la estratigrafía y el poco material mueble encontrado, que Jamila fue abandonada y posteriormente incendiada , lo que provocó su abandono definitivo, su uso como cantera de material constructivo y también como majada de ganado. El edificio tiene planta rectangular, con unas dimensiones aproximadas de 55 x 33 m. y está dividido en tres grandes espacios.

  • El espacio principal se sitúa al sur. Es una alargada nave de unos 460 m2 dividida en dos mediante catorce pilares cilíndricos. El recinto se cubría, probablemente, con vigas de madera y con una techumbre de teja a dos aguas.
  • Los pilares cilíndricos ayudaban a la cubrición total de la nave. Están formados por tambores, partidos en forma de queso, con aproximadamente un metro de diámetro. En su base tienen un pequeño plinto y, aunque se desconoce la altura exacta que alcanzarían, sí se sabe que terminaban moldurados con un débil capitel a modo de collarino. Algunos pilares presentan marcas de cantero en forma de cruz griega.
  • Los muros son de mampostería y sillarejo trabado con argamasa. La piedra procede de canteras de arenisca dorada situadas en los alrededores. Las esquinas exteriores del edificio tienen las aristas redondeadas. En algunos puntos, al nivel del suelo, los muros están perforados por desagües.
  • La puerta de acceso se sitúa ligeramente desplazada hacia el Este. Tiene cuatro escalones de piedra muy gastados en su centro, lo que indica el largo periodo que estuvo en uso el edificio. Dos fustes de columna reutilizados sirven de piedras gorroneras, que indican cómo la puerta perdida tenía doble hoja, y que se habría hacia el interior.
  • El suelo era de tierra prensada compacta y con una costra de cal. En un sector de la nave apareció un suelo de baldosa y lajas, posiblemente de una remodelación posterior.😎 El espacio central era un gran patio diáfano, con algunas dependencias anejas que han desaparecido. El patio comunicaba con los sectores Norte y Sur, y era el único recinto que contaba con puerta hacia el exterior, situada al Oeste. En el lado Este se situó un enorme silo que aportó material ibérico en su nivel, más bajo.
  • El recinto norte tiene un espacio habitable algo mayor de 100 m2, dividido en tres estancias. Los muros son de mampostería con mortero de barro. La techumbre sería de teja, a cuatro aguas. En la excavación se encontró abundante material que vinculan el edificio con usos domésticos.
  • Puerta, en un momento de la historia del yacimiento fue tapiada con material reutilizado, como el tambor de una columna. Se sitúa perfectamente enfrentada a la puerta del recinto sur.
  • Torre vigía, situada en el lado oriental del recinto. Su acceso se realizaría desde el interior. De planta cilíndrica y posible alzado de tapial, permitía el contacto visual con los castillos de Montiel, San Polo, Torres y Peñaflor.

Estado actual de las excavaciones.-

El Proyecto Arqueológico «Entorno Jamila» (PAEJ) nace en los años 80 del siglo XX a iniciativa del arqueólogo Juan José Espadas Pavón, quien plantea la necesidad de conocer y poner en valor una serie de importantes yacimientos en la vega del río Jabalón a su paso por Villanueva de los Infantes (Ciudad Real).Tras las excavaciones en el yacimiento calcolítico-medieval del CASTILLÓN a mediados de la década de 1980, entre 1997 y 1999 se intervino en el yacimiento de JAMILA con varias macrocampañas de excavación, subvencionadas por el INEM y Campos de Trabajo.

La monumentalidad del edificio columnado que fue rescatado dio nombre al Proyecto Arqueológico.

Actualmente se realizan campañas arqueológicas en periodos de tiempo cortos, localizadas en periodos veraniegos.

Cómo llegar.-

Recorrido de 4,5 kilómetros por camino asfaltado, que nace de la Carretera de Villanueva de los Infantes a Almedina con dirección al Santuario Ntra. Sra. de la Antigua.

Partiendo desde Villanueva de los Infantes con dirección a Almedina, como a un kilómetro, parte un camino asfaltado, al lado derecho, con dirección al Santuario de Ntra. Sra. de la Antigua. Poco antes de llegar al Santuario, a mano izquierda, con cartel indicador de Jamila, parte un camino de tierra (mas bien parece linde de terrenos), como a unos cien metros y bajando una pequeña cuesta giraremos a la derecha bordeando la casa de una finca, poco después nos encontramos con Jamila.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bienvenidos al Medio de Prensa Digital del Campo de Montiel | Tlf. de contacto: 655 179 530

X